Cuidados del gato bengalí

Cuidados del gato bengalí

Cuidados periódicos

Orejas

Cada semana es conveniente hacer un chequeo de sus orejas ya que pueden acumular cerumen que debe ser limpiado con bastoncillos de algodón humedecidos con un líquido apropiado que encontraremos en centros veterinarios apropiados.

Uñas

Se deben cortar cortar con frecuencia con unas tijeras especiales para ello. Es bueno acostumbrarlos desde bien pequeñitos al corte de las uñas. Si el gatito tiene miedo al ver las tijeras es mejor cortar las uñas entre dos personas, una para sujetar el gatito envuelto en una toalla tapándole la cabecita y la otra persona cortando las uñas.

Barbilla

Algunos bengalís segregan una especie de grasita debajo de su barbilla. Se limpia también con un bastoncillo de algodón humedecido en el mismo líquido que utilizamos para las orejas.

La cola del macho

Algunos machos segregan una grasa sobre el inicio de la cola. Para limpiar esta grasa utilizaremos un champú especial para gatos.

Cepillado

Como gato de pelo corto, el bengalí necesita pocos cuidados del manto. Sí que estaremos atentos durante el periodo de muda en el cual precisará un cepillado frecuente con una carda.

Baño

El gato bengalí es muy limpio y siempre se mantiene espléndido. De todos modos, podemos bañarlo de vez en cuando, sobre todo si él disfruta con el agua. Para su baño utilizaremos champú especial para gatos. No es recomendable utilizar colonias ya que pueden ser tóxicas para la piel del gato.

Alimentación del gato bengalí

En cada etapa del crecimiento del bengalí debemos aportarle una dieta saludable.

De 1 a 2 meses

Pienso y comida en lata para bebés.

De 3 meses al año

Pienso para cachorros y comida en lata también para cachorros.

A partir del año

Pienso de mantenimiento para adultos y comida en lata.

Si se trata de un macho castrado o de una hembra esterilizada debemos alimentarlo con pienso especial para gatos castrados, bajo en grasas. En el caso de gatas embarazadas, durante la etapa de gestación es recomendable alimentarlas con pienso para cachorros. En cualquier caso, es conveniente aportar alimentos frescos para variar su dieta. Pueden comer pescado blanco, pollo hervido, conejo crudo. Ni que decir, que en caso de diarreas se debe consultar lo antes posible al veterinario.

Vacunas

Las vacunas son imprescindibles para mantener un buen sistema inmunitario

1ª vacuna

Entre 8 y 9 semanas: se administra su primera vacuna trivalente. Comentar con el veterinario que deben ser vacunas con el virus inactivo.

2ª vacuna

Entre 21 y 30 días después de la primera vacuna: se administra la segunda dosis de trivalente.

La vacuna de la leucemia o clamidia

No es necesaria si nuestro gatito va a permanecer en casa o con salidas al jardín supervisadas.

Solo es necesaria cuando nuestra mascotas va a estar en contacto con gatos de la calle. En ese caso, se le debe administrar 15 días después de la segunda vacuna trivalente y por separado.

3ª vacuna

Un año después de la segunda vacuna se le administrará la misma vacuna trivalente.

La vacuna de la Rabia

No es obligatoria si el gato permanece en España. Tan solo se administrará en el caso de que viaje al extranjero.

Ejercicio y otras necesidades

El bengalí es un gato muy activo y necesita descargar toda su energía. Por ello es importante, sobre todo en la etapa de cachorro, proporcionarle momentos de juego y así motivarle para que haga ejercicio. Les encanta salir a pasear si se les acostumbra a llevar un arnés. También son amantes acérrimos de la caza y la búsqueda de todo tipo de ratoncitos de peluche, pelotitas, etc.

Por último, lo que mas necesita nuestra mascota bengalí es el cariño de sus dueños. Son animales que buscan a las personas con las que conviven y ellos mismos pedirán su ración de mimos que no podemos desatender.